TESTIMONIOS

Carmen, 44, sedentarismo, -14 Kg en 8 semanas.

El caso de Carmen es muy especial para mi, ya que la conozco desde hace más de 15 años y es una persona con la que siempre he mantenido el contacto, a pesar de vivir fuera. Cuando volví de Asia, quedé con ella y lo primero que me dijo es que yo seguía igual, pero que ella no se reconocía a si misma.


Carmen, tiene 44 años y es trabajadora de banca, con lo cual su trabajo le requiere mucho tiempo de su día y no tiene a penas tiempo para dedicárselo a ella misma.


Me comentó, que después de tener a sus dos hijas había ido cogiendo peso y ya no se veía a ella misma, que se había convertido en otra persona. Y, tras hablarlo, y explicarle la serie de Programas que ofrecía a mis clientes, se decantó por realizar el Programa de 8 semanas.


Durante estas semanas, coincidimos en que lo ideal para su caso, es que realizara 1 o 2 veces por semana ejercicio y que además, hiciera algunos cambios respecto a sus hábitos y rutinas, pero sin que le supusieran una gran esfuerzo. Es decir, que fueran de fácil adaptación a su día a día y que los pudiese mantener a largo plazo.


Realizando estos ajustes, a fecha del 20 de Diciembre de 2022, Carmen perdió alrededor de 14 kg tras las 8 semanas, haciendo ejercicio 1 o 2 veces por semana durante las 6 primeras semanas y sin hacer ejercicio en las dos últimas.


Pero, gracias a las herramientas necesarias que les damos a nuestros clientes a lo largo de estas 8-12 semanas (lo cual nos permite conseguir que no necesiten un seguimiento continuo al finalizar), Carmen continuó manteniendo esos hábitos más saludables en su vida diaria y así, seguir perdiendo peso en los meses siguientes, a pesar de las celebraciones de Navidad o Año Nuevo.


Aunque, también ofrecemos un Programa más extenso/personalizado, para aquellos clientes que necesiten ese apoyo o seguimiento de forma más continua, para el caso de Carmen no fue necesario.


Casi dos meses después, a mediados de Febrero de 2023, le propuse realizar una entrevista contando su experiencia, y para mi sorpresa, Carmen había bajado otros 5 Kg y además, su nivel de energía había aumentado y su calidad del sueño y su estado de ánimo también habían mejorado.